GHEC 2016 es un encuentro de referencia para responsables de políticas públicas, investigadores, líderes y padres interesados en la educación en casa.Attendees

Acompáñanos en la segunda Conferencia en la que continuaremos abordando las importantes cuestiones que rodean la educación en casa y exploraremos cómo esta innovadora y creciente forma de educación no sólo es una respuesta lógica a las recurrentes dificultades en los métodos de la escolarización tradicional, sino también un derecho inherente a nuestra experiencia común en el siglo XXI. (Conoce cómo se desarrolló la primera conferencia la GHEC 2012.)

La GHEC 2016 es un evento de tres días que unirá a personas interesadas en la libertad educativa y particularmente en la educación en casa proporcionando una atmósfera propicia para albergar la más avanzada investigación y para cultivar un compromiso en relación con la educación paterno-filial. La educación en casa es una llamada de atención a los factores más cruciales en la discusión: ¿Quién es el responsable de la educación? ¿Qué papel desempeñan los padres en la educación de sus hijos? ¿Hasta qué punto es el Estado responsable de la educación de los niños?

En Marzo de 2016, te invitamos a acompañarnos en la consecución de nuestro lema: “Educación en Casa: es un derecho.”

Educación en casa: es un derecho

Distinguidos y expertos ponentes nos ayudarán a reflexionar sobre el status de la libertad de enseñanza en el mundo actual, examinar cómo ha contribuido la educación en casa a componer este panorama y a proporcionar el contexto en el que puedan desarrollarse importantes discusiones sobre su marco legal, investigación social y académica y experiencia práctica.

About conference pic 2

Los tratados internacionales y regionales sobre derechos humanos incluyendo los de las Naciones Unidas, Unión Europea, Unión Africana y la Organización de Estados Americanos han expresado reiteradamente que los padres tienen el derecho prioritario de conducir la educación de sus hijos. Tal vez la más famosa afirmación al respecto sea la que contiene La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la ONU, al afirmar que “los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. Otros documentos que van desde las declaraciones regionales de derechos humanos hasta las constituciones individuales de los distintos países destacan de manera similar esta realidad. La Declaración de Berlín, adoptada en la GHEC 2012 hace un extenso catálogo de estos documentos y de cada referencia a ellos.

Sólo en los Estados Unidos hay más de dos millones de estudiantes que están hoy en día siendo educados en casa. Australia, Canadá, Francia, Sudáfrica y el Reino Unido también albergan un gran número de familias que educan en casa. Hay comunidades de educación en casa en todos los continentes (a excepción de la Antártida, por el momento). La educación en casa tiene ya cerca de cuatro décadas de trayectoria en Norteamérica; más de una década en Europa, Oceanía y en partes de Eurasia; y en épocas recientes se expande por África, Oriente Próximo, Sudamérica y el Sudeste Asiático. El hecho de que la educación en casa está ayudando a familias de países de todo el mundo es una realidad comprobable empíricamente.

¿Por qué crece la educación en casa por todo el Mundo?

La educación en casa satisface las necesidades de familias desencantadas con las soluciones educativas tradicionales por varias razones: bullying, bajos niveles académicos, convicciones religiosas y filosóficas, entre otras motivaciones. La realidad “talla única” de la escolarización tradicional no sirve para todos.

About conference pic 3

Al aumentar la popularidad de la educación en casa, ha crecido también la investigación social del fenómeno. Numerosos estudios vienen a demostrar que los niños educados en casa se convierten en individuos responsables y miembros productivos de la sociedad

Los estudios también concluyen que los alumnos que se han educado en casa se convierten en adultos bien formados y socialmente integrados. En realidad, los estudios prueban que los niños educados en casa son más maduros y están mejor socializados que sus compañeros escolarizados. Los niños que se forman en casa interactúan frecuentemente con una horquilla más amplia de grupos de distintas edades. Además, la flexibilidad de horarios que permite la educación en casa deja a los niños la posibilidad de involucrarse en una amplia variedad de actividades extracurriculares. Estos factores, entre otros, hacen que los investigadores observen que “las habilidades sociales de los niños homeschooler son excepcionales.”

La educación en casa además produce estudiantes que alcanzan el éxito académico. Los exámenes de excelencia académica prueban que los estudiantes homeschooler obtienen resultados más altos que los estudiantes escolarizados en la escuela pública. Entre 15 y 30 puntos porcentuales por encima de la media de la escuela pública. Un gran número de estudios revelan que esto es cierto para un gran número de niveles y materias. La investigación muestra también que no hay correlación entre los altos resultados de los exámenes y la regulación gubernamental.

Como estudiantes equilibrados y exitosos académicamente que se convierten en ciudadanos responsables, los niños educados en casa son la prueba tangible de que la educación en casa no es sólo otra opción viable. Esta creciente fórmula educativa ofrece una potencialidad de éxito muy superior a la ofrecida por la escuela tradicional.

Nos sentimos muy felices de anunciar que GHEC 2016 pondrá su acento en los últimos hallazgos de la investigación y presentará los resultados empíricos así como documentos teóricos y de políticas públicas, producidos tanto por veteranos investigadores como por los propios estudiantes. (Consulta nuestra Convocatoria de Ponencias para más información)

Nuestro objetivo: concienciación y cambio

La GHEC 2016 proporcionará un foro en el que fomentar la concienciación sobre la educación en casa, su marco legal, investigación social y académica y experiencia práctica por todo el mundo. La GHEC 2016 también promueve el cambio, puesto que el derecho de los padres a dirigir la educación de sus hijos está siendo cuestionada por los gobiernos de muchos países.

About conference pic 4

La educación en casa es actualmente ilegal en Alemania y ha sido en esencia prohibida en Suecia. En el país organizador, Brasil, la práctica está en un estado de indefinición, lo que ha conducido en el pasado a que muchas familias que educan en casa sufrieran persecución por este motivo. Los padres en estos países se enfrentan a pesadas multas, batallas judiciales, tiempo de cárcel y la retirada de su custodia, sólo por su decisión de educar a sus hijos. Además, cierto número de países de por el mundo intentan limitar severamente a los padres el derecho a decidir sobre la educación de sus hijos. Países como Bulgaria, China, Chipre, Grecia, Macedonia, Holanda, Rumanía o España. Incluso en países en los que existe la libertad de educar en casa, como los Estados Unidos, las familias continúan luchando por mantener la libertad para criar a sus hijos.

Escoger la educación en casa es un derecho. Es un derecho perfectamente recogido en la legislación internacional. Es nuestro derecho como padres decidir sobre la educación de nuestros hijos. Y es el derecho de los niños recibir una experiencia educacional individualizada, la que mejor satisfaga sus necesidades y objetivos.

Este concepto es admitido en todas las culturas, pedagogías y creencias. Existe con independencia de la motivación o de la metodología con la que se educa en casa. Esta conferencia es un encuentro para aquellos que están interesados en abordar las importantes cuestiones acerca de la educación en casa.

¡Acompáñanos en la GHEC en marzo de 2016 en Rio de Janeiro, Brasil!

 

Nos vemos en Rio

Nuestro trabajo anterior

GHEC 2012

Berlin Declaration